Los tribunales anulan una segunda sanción por falta grave a nuestro delegado de Vitoria. Esta vez metieron por medio a otro compañero

 

19/10/16

 

Las dependencias de algunas Jefaturas de Comisaría se parecen más a nidos de víboras que a despachos

Despachos por los que nuestros delegados no imitan a otros, que se arrastran por ellos para suplicar privilegios frente al resto de compañeros/as.

Hace poco más de dos semanas se confirmaba la anulación de una primera sanción al delegado y ahora los tribunales anulan una nueva en la que también habían involucrado a otro compañero. Esta vez la excusa era "Ocuparse de distracciones..." y bla, bla, bla

 

Como viene siendo habitual, en el expediente ha vuelto a vulnerar los derechos de los expedientados y el juzgado acaba de anular las sanciones.

Lo dijimos y lo repetimos, estos consumados aprendices avanzados de dictadores jamás lograrán someter la voluntad de nuestros delegados a la hora de denunciar cada abuso que se cometen desde algunas jefaturas.

Al contrario, ya lo dicen los refranes "a todo cerdo le llega su San Martín"

Si.P.E., tu mejor defensa; tu única opción.